Si tienes un accidente con tu vehículo y tras haber sido peritado, resulta que el coste de la reparación es inferior al valor del vehículo la compañía debe asumir su reparación, cumpliendo así el principio general de la restitución íntegra, por el que el perjudicado tiene derecho a quedar en iguales condiciones que las que tenía antes del accidente.

Pincha vídeo Accidente coche